Fallos anónimos III

El signo de la paz que es como la pata de un gallo.
¿Ese es esa?

Problemas de género.
Traducieron.
Si yo lo hubiera dicho, lo hubiera dicho.

Respuestas tajantes.
No soy como yo.
Crísis de identidad.
Ya se me va la cabeza por malos pasillos.
Laberintos mentales.
¿Tu libro de lengua olía a whiskas?
El aroma del saber.
Si no, lo traigo decido.
El aserejé, ah no, ¡El hereje!
Interferencias culturales.
Esto lo dimos nosotros en el primer primero.
Escupiar es escupar mal escrito.

Explicando errores.
Seda l’pato.
Nuevas señales de trafico.
¿Nunca has visto una bruja?
Seguidores de Iker.

Te ajugabas.
“Te acuerdas de cuando jugabas”; la economía del lenguaje llevada al límite.
Están bien para palparlas.
Cosas de tijeras.
Meterle mano a las tijeras.
Recordad niños, no es bueno acosar a las tijeras….¡a menos que sean de punta redonda!
Lucía, palpa el palote.
Propuestas indecentes.
Es grande y efervescente.
Cuando me va a venir la regla me pongo blanca.

Gritando en mitad de la plaza.
Yo no me paro a analizar lo que digo.
Sobredosis de sinceridad.
Lucía es un buen hombre.
En fin…
Nunca salgo desnuda por mi casa pa’fuera.
Declaraciones tranquilizadoras.
Lo que no aparece aquí, no existe.
Y punto.
Si el infinito es eterno y coges una cuarta parte…
Fragmentos de infinito.
Encendían la ventana.
Retrocida.

Retro malintencionado.
Urruca.
Treinta y ocho: treinta, veinte y dos.

Gente de ciencias.
Lucía es como un perro enrazado.
Dios te da pan…y te arranca los dientes.

Reescribiendo los clásicos.
Mamífero, tres letras: ¿pez?
A punto estuvo de acertar.
Pez amnésimo.
Se convirtió en el primer emperador de Jamón.
Última vocal: ¿z?

Gente de ciencias, segundo intento.
¿Cómo se llama lo de lengua…? ¡¡ESCORBUTO!!
Enfermedades y anacolutos.
Fascinantemente.
Satisfacido.
Era un transexual, de esos maricones.

Especificando.
¡Yo no te he tocado el pito!
Escurriendo el bulto.
Sócrates era ateniense…-¡¿Nacido?!
Muerto.
Complomentos.
¡Ños! Lucía, tienes unas tetas como demonios…

Curiosa concepción de los demonios.
Le toqué el culo a Josi pensando que era Yoana.
A veces es mejor no intentar explicar las cosas…
Se le veían las tetas plásticas.
Habían muchos.

Ciela y tierro.
Tengo el corazón obeso.

Anorexia mental.
Maestra, ¿y la u con los puntos todavía sigue admitiéndose?
Tres segundos después de terminar la explicación sobre la diéresis.
Si Sadam Hussein hubiera seguido en Corea…
Es difícil de imaginar.
Sur Corea.

Anuncios

Una respuesta to “Fallos anónimos III”

  1. Cathaysa Says:

    jajajajaa, me encanta esta
    Tengo el corazón obeso.
    Anorexia mental.
    nunca dos palabras describieron tan bien a una persona….y otra cosa, sabes que por ahora solo han aparecido 4 nombre, y uno de ellos es el mio!!!jajajajajaja, me siento orgullosa!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: