Lectura de un Filósofo I

Una vez en un bar, se acercó a ligar conmigo una tipa porque se había enterando de que yo era catedrático de filosofía, lo cual por lo visto subió mi estatus en el mercado de la carne.
Se presentó y me dijo que trabajaba en recursos humanos. Yo le dije:
«Ah, no sabía yo que las personas eramos recursos». Y se largó.

Yo florezco, si esa flor te apesta; te jodes.

¡Esto merece un duelo de vascos!
Final round…¡FIGHT!

En este punto no es posible esquivar ya el dar una primera expresión provisional a mi equis propia sobre el origen de la “mala conciencia”: tal equis.
Nietzsche, hipótesis, hipotecas y equis.

En España no tenemos filósofos como en Alemania, pero tenemos a Joaquín Sabina, que es uno de nuestros golfos más conocidos.

No me digas esas cosas, que me dan ganas de adoptarte.

Pero la reina tiene un punto sexy…
De la lista de cosas que preferirías no haber oído.

¿Cómo un canario va a estar metido ahí si no es agente de la CIA?



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: