Fallos Anónimos XIX

No le puedo dar más al conejo porque se caga…y ves el truño en el pasillo, pero es que lo ves ahí, revoloteando…
Soy su ídolo…eh, no, es mi ídolo.
Se desequilíbria.

-¿No has entrado?
-No
-Te introduzco, por favor. Por la trompeta, te introduzco.

-Tú también pareces una metralleta.
-¿Verdad?, a ver si me encasquillo.

¿Dónde está mi hombre, mujer?
Falacia pequeño principe…es que me imaginé al principito girando.
Principio principiano.
Me dolió psicológicamente.
Es como si te tocase la lotería, eres presidente cuatro años y después…
Yo me corrompo a mi mismo y encima me da igual.
Soy un partido comunista y busco votitos y demás.

El hombre del saco.
¿Ese señor o señora se va a dormir tranquilo?¿duerme?¿se va de vacaciones?
No creo que George Bush o Berlusconi sean ejemplos de complejidad moral.
Era todo de hombres, hombres, hombres.
La mujer puede tener hombres, pero tampoco tantos.
El heroinómano, que los sacas, lo limpias y lo vuelves a dejar en su circulo de amigos.

Sobre la Teoría Queer.
Te pegan una galleta y tú te reapropias de eso y te sientes bien.
Por crueldad que no quede, todos los bichos que pille…¡adioss!
Cuando mato a una cucaracha no me regocijo de la cucaracha, ni pongo una taquilla para que la gente pague por verlo.
Cuando me cargo a cien hormigas, eso es una crueldad; imagínate desde el punto de vista de ellas…¡JAJAJA!

Me niego a ser el culo de un torero.
Dignidad.
Diálogo puede haber entre Franco y Mussolini perfectamente…
Tú estarías de acuerdo contigo mismo, ni siquiera podrías estar de acuerdo contigo mismo.
Trastorno bipolar.
Es un libro que no tiene sentido, ni cabeza, ni rabo.
Y después ves cacas colgadas.
Pero hay gente que se conmueve con las letras de Ave María y estas cosas…
Semen, sangre y otra cosa.
Costarricano.
Es que para mi ya no hay nada que decir: Mercado del arte.
Eso ya no es crítica, eso es cuando el mercado te toca la cabecita -te permito ser crítico-.
Mi grado de culpabilidad sería tan grande que yo no podría hacerlo…yo no podría venderle a este tipo una mierda, por mucho que me pague dos mil euros.
Podemos enriquecernos de la mierda…¿y yo que he hecho todo este tiempo?
Baie.

Depresión en la superficie terrestre.
Por supuesto que no van a ver tu programa si les pones un documental de la dos…Tú los vas engañando…
Es más superior.
Si estás en el culo del mundo puedes ser dos cosas…o un pelo, o…
Está bueno porque es super expectorante. Te lo tomas y no es que te de ganas de echar flemas, pero notas como te las diluye por dentro…
Y sonríes por tus adentros y tus afueras.
Sesenta no son cincuenta, ni cuarenta, ni treinta.

Barrio Sésamo.

-¿Hay tijeras?
-Sí, pero son grandes, son de esas de cortar el pollo y las uñas…pero las mías, las del pollo no.

Da mal gustito si te sientas en el contrario.
Me acabo de imaginar que alguien cagaba y le daba el bote a Sofía.
Esa baba es laxante.
Morir de pelusa.
¿Los hippies curran?

La gran pregunta.
Yo llegaré de noche, cuando estén más borrachas…no por nada, que sonó fatal la frase, pero llegaré cuando más contentas estén para…
Insinuaciones.
Suena a conejito…mojito con coca-cola conejito.
Es una fiesta de yonkis, hay un montón de yonkis, está super guapo.

Para gustos, olores.
¿Se vais?
Abortatorio.
¿Me entiendes verdad?, los altramuces no se fuman.

A buenas horas…
Erecsiones municipales.
Aunque no lo parezca, la imagen del Yoyas son votos.
Señirse.
Todos son toreros con toros y bailan sevillanas.
Como me como medio pollo, pues no critico nada.

Conformismo omnívoro.
Algún vegano nivel diez, como los budistas estos…

-¿De qué va la charla?
-No sé de que va, yo voy por los tíos…y por las tías.

Nos dio esta fecha sine die.
Algún que otro esbirro dentro de la propia academia.
El euro se acuesta flojo y se despierta fuerte.
Vulgarmente…bueno, vulgarmente es como se tiene que decir, no hay otra forma de decirlo.
No creo que la destreza, por expresarla en infinitivo, sea mejor que un sustantivo maravilloso.
Medidas casi desesperadas, como las acampadas.
Ellos tienen un nombre muy gracioso: ‘lifelong learning’…
El modelo que ellos intentan implantar consiste en confundir los medios con los fines.
El fetichismo del inglés, el fetichismo de la lengua extranjera…
Dentro de poco llegaremos a la gran paradoja de dar lengua española en inglés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: